Usar zapatos de tacón alto….Y no morir en el intento!

Por MaGa Márquez
mujer rubia


Los zapatos de tacón, esa maquiavélica invención. Tentación de todas las mujeres. Sin duda, los amamos, porque nos hacen sentir divas, elegantes, seductoras y poderosas. Pero, como muchas cosas en el mundo de la belleza, usar zapatos de tacón implica sacrificios y en ocasiones... sufrimiento.


zapatos

Debemos admitir que los zapatos de tacón NO ESTÁN ERGONÓMICAMENTE DISEÑADOS. para hacernos sentir cómodas. La prueba es simple, observen la forma natural de sus pies y compárenla con alguno de los hermosísimos zapatos o sandalias de tacón, que deben tener en sus clósets.

la forma natural del pie

No se dejen engañar por su apariencia hermosa, elegante, super chic…. Ninguno les ofrece el soporte necesario para una correcta pisada y algunos hasta pueden estar mal terminados, provocando el roce inclemente de una costura mal hecha contra la parte de atrás de sus pies o contra el dedito pequeño, lo que puede ocasionar heridas o ampollas que luego dejan marcas muy antiestéticas. Encima, no olvidemos que al estar de puntillas y elevadas del suelo varios centímetros, forzamos nuestra columna a adoptar una posición anti-natura para poder desplazarnos. Atención, con este último punto aquellas mujeres que sufren de algún problema en la columna vertebral. Consulten a su médico tratante.

zapatos morados
Exceptuando algunas pocas afortunadas, quienes pueden usar el zapato de la altura que quieran, durante toda una jornada laboral, para ir al mercado o para rumbear toda la noche, la mayoría de nosotras no escapa de padecer dolores, hinchazón, ampollas, quemaduras por roce, entre otras complicaciones de salud a largo plazo, como callosidades, juanetes, espolones, fascitis plantar, talones agrietados, etc.

zapatos de tacon

Es hora de tomar acciones! Aquí les dejo una serie de consejitos prácticos.
Comodidad; debería ser la prioridad al elegir un zapato. Si sabemos que vamos a estar muchas horas de pie, optemos por modelos cómodos, bajos o con plataforma corrida. Guardemos los supertacones de aguja, para ocasiones especiales que realmente lo ameriten !Hay zapatos lindos para toda ocasión!

tacones


Vayan de compras al final de la tarde; es cuando el pie alcanza su mayor tamaño.
Cuando compren zapatos, no se guíen tanto por el número que marcan, sino por cómo los sienten en sus pies! Recuerden que las tallas varían según la marca y el material del calzado. Si es un material muy rígido, es preferible comprar medio número o un número más al habitual. Atención: No crean cuando el vendedor/a les diga: “Tranquila, que eso se ablanda con el uso”. Nuestros pies no se hicieron para luchar contra el calzado, el calzado se hizo para ayudar a nuestros pies! Mídanse ambos zapatos! Nuestros pies no son idénticos. Además, los zapatos pueden venir con pequeñas diferencias de fabricación, no sólo en tamaño, sino de terminación: costuras gruesas, tumultos bajo la suela interior o nudos y otras irregularidades que pudieran causar heridas por roce.
protectores para el pie
Inviertan en la protección de sus pies. Actualmente, existe toda una gama de productos elaborados en gel de silicón o goma suave y gamuzada, transparentes o color piel, diseñados para proteger y aliviar nuestros pies (plantillas, protectores metatarsales, protectores de talón o para los dedos, adhesivos especiales, etc.) que se pueden adquirir en tiendas especializadas o hipermercados de salud.

hidratante para pies

No olviden exfoliar e hidratar sus pies. Esta zona de nuestro cuerpo genera muchas células para tratar de protegerse de la fricción de los zapatos, así que es necesario practicar exfoliaciones frecuentes para remover las células muertas. Asimismo, unos pies sanos deben poseer una piel tersa y suave, hidrátenlos diariamente. Les recomiendo la crema hidratante para pies del Laboratorio de Fórmulas Magistrales UCV, que contiene úrea, ácido láctico y aceite de almendras, y es económica.
Y recuerden que para ser bella hay que sufrir… pero no tanto!
¡Esperamos sus comentarios!

10 comentarios

  1. *Super chida esta entrada!! y ademas muy cierta! yo ya tengo marcas feitas en mis pies x los tacones!! pero aun asi me encantan!*

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada de verdad!!! Gracias tomare en cuenta estos consejitos..

    ResponderEliminar
  3. @Mili Trejo

    Hola Mili, gracias por participar: bienvenida al Blog.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Yo amo los zapatos de tacón. Recuerdo que antes de tener mi primer bebé podía ponerme mis tacones y pasar todo el día con ellos sin sentir molestia alguna, pero tuve que descansar de ellos a medida que aumentaba la pancita y para ese entonces prefería mil veces la comodidad!. Hoy día me cuesta aguantar tanto tiempo con unos puesto, pero estoy convencida y espero sea asi, que de a poco retomaré la costumbre y más aún que cada día salen modelos preciosos ;-P

    ResponderEliminar
  5. @B-D Ana

    Yo ahora ando medio de reposo :( así que tengo medio prohibido usar mi zapatos de tacón alto

    ResponderEliminar
  6. Uyyy mi Gina :-(, eso de medio reposo no existe... es mejor que no hagas rubieras y te tomes tu tiempo y el tiempo que necesite tu cuerpo en sanar del todo. Yo también estoy de reposo pues tengo 11 días de operada de la cicatriz de mi cesárea :-( y es como si hubiese parido de nuevo... todo puede esperar menos la salud, así que mejórate muy pronto ;-D

    ResponderEliminar
  7. Hayyyyyyy !!!! Excelente ARTICULO mi Ginaaaa en esto estoy un poquito mas experta que en cabellitos... pues mi mama es diabetica desde hace 6 años y tengo los mejores medicos de piececitos q existe en Venezuela que atendieron de emergencia a mi mama en su oportunidad y hoy dia mis mejores amigos. Yo sufro de fascitis plantar por usar tanta sandalia bajita por muchos años por aquello de la comodidad y de andar para alla y para aca de emergencia, por ende la mejor forma para que mis pies no sufran es usar zapato alto y mientras mas alto mejor.. que te parece!!!(para mi fabuloso) mi medico dice: "Las mujeres deben alternar su calzado siempre, me explico unos dias tacon bajo, otro dia medio y otros altos; los extremos no son buenos; ademas desechar inmediatamente los zapatos o calzados que esten gastados ya que esto implica que el pie se adapte a la orma de una plantilla desgastada y force el pie a colocarse en una posicion no comoda y correcta.... como dijistes tu correctamente nuestro pie no esta adaptado para caminar horas casi de puntillas y de alli viene que mujeres (NO todas)tengan por ende torcerse un tobillo y tener un esuince a causa de ello. ufff!!! se me hizo largo esto... No molesto mas Besitos y cariños para ti Mi Gina. Que sigan tus Exitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angela, Excelente tu aporte. La verdad es que el crédito de esta nota es para Maga Marquez; una seguidora que respondió a mi solicitud de ayuda para esos dias que no doy más con tanto trabajo.
      Yo suelo alternar mucho el alto de los zapatos (salvo el mediano que no es chicha ni limonada) Paso tantas horas de pie que entre los deportivos, unas chancleticas flat y mis eventuales taconazos. Debido a mi condromalacia en ambas rodillas tengo restringido los muy altos pero siempre dejo espacio para portarme mal.

      Besitos

      Eliminar
    2. Exacto!!! Mi medico dice: Que se pueden cometer pecados, si se va a un evento especial... jejeje como dices tu.-

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.