Kit Básico de Maquillaje






Kit basico de maquillaje



La finalidad del kit básico de maquillaje es para ayudarle a crear su equipo personal y facilitarle la combinación con cualquier tipo o color de vestuario. En todo caso es sugerido y puede prescindir de algunas tonalidades o implementos con los que no se sienta cómoda y segura.



Los implementos

Hisopos: son útiles para limpiar los errores cometidos durante el maquillaje; humedecidos con agua y pasados por sombras son excelentes para bordear el ojo.

Esponjas de látex: ayudan a la aplicación y extensión uniforme de la base y a retirarla cuando es aplicada en exceso. Las más cómodas y comunes son las de forma triangular.

Rizador de pestañas: ayuda a rizar aquellas pestañas caídas o muy rectas; aunque no es difícil de utilizar, algunas mujeres le temen por la posibilidad de lastimarse, por lo que su uso es opcional.

Pinzas de cejas: ningún maquillaje de los ojos se ve bien si hay vellos esparcidos en el párpado. La pinza es el método más rápido, económico y utilizado por la gran mayoría.

Perfiladores: son unas navajas afiladas que aunque no sustituyen a la pinza de cejas ahorran tiempo sobre todo si tenemos vellitos muy delgados y difíciles de extraer. No deben ser manejados por manos inexpertas.

Sacapuntas: los lápices delineadores deben estar bien afilados para dar un acabado óptimo. Y mantener la punta libre de residuos o bacterias

Pinceles y brochas: en el mercado hay una gran variedad de brochas y pinceles, a mayor calidad mayor es su precio. Los maquilladores profesionales únicamente utilizan los de cerdas naturales.
Los cosméticos

 Los Cosméticos


Pre- Maquillaje: Limpieza, tonificación y humectación del rostro



Pre-Base (Primer): Producto para mejorar la textura de la piel y aumentar duración del maquillaje


Corrector: para disimular las ojeras e iluminar área de los ojos. Se recomienda usar un tono más claro que el tono de la piel y del color de la base.

Base: Ayuda a emparejar el tono, proteger la piel y mejorar apariencia del rostro. Conviene tener una de textura ligera para uso diario y otra con mayor duración y cobertura para ocasiones especiales.

Polvos: Con el fin de fijar, sellar y unificar el corrector con la base.

Sombras: Para agrandar, destacar o redefinir el tamaño y la forma del ojo. Debemos tener en tonalidades claras, medianas y oscuras (se recomienda una gama del beige al marrón, más los colores de su preferencia).

Lápiz de ceja: Se utiliza para alargar el tamaño o rellenar un espacio vacío en las cejas.

Delineador de ojos: Ayuda a enmarcar, agrandar o reducir el tamaño del ojo, los colores básicos son marrón y el negro.

Máscara de pestañas: Para definir y alargar las pestañas, en color marrón o negro.

Rubor: se utiliza con el fin de iluminar y destacar los pómulos, de armonizar el maquillaje. La gama de los bronces, rosas y vinos son los más aconsejables.

Delineador de labios: Rediseña la forma y evita que el labial rebase los bordes. Las tonalidades recomendadas: naturales, cafés, rojos, vinos y rosas.

Labial: Para aportar color, humectación y protección a los labios. Las gamas favoritas son los tonos naturales, marrón, rojo, vino y rosa.

Polvo compacto: Es para retocar con suavidad. El color debe ser similar al tono de la piel y al color de la base.









2 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.